En la muerte de Oriana Fallaci

No me gusta. Su cosmovisión y sus ideas no me simpatizan. Esto por delante.

Sin embargo, admiro su capacidad periodística, su faceta entrevistadora y su defensa vehemente de sus ideas. Quienes no la hayan leído, no sabrán que era capaz de preguntar aquello que los políticamente correctos consideran una descortesía. No. Ella no.

Siguiendo a Michel Foucault, podemos aseverar que empleó su palanca de cambio y su capacidad de crear un discurso propio. No se limitó a dorar la píldora de Kissinger, Jomeini & Co., sino que interrogó sobre lo que quiso. Eso es admirable.

Lástima que el buen periodismo (http://www.abc.es/20060917/opinion-la-tercera/buen-periodismo_200609170254.html) esté en retroceso. Y eso, el buen periodismo, apenas tiene que ver con el posicionamiento ideológico, sino con la veracidad y el respeto a los lectores.

Otra vez pidiendo mucho. Es que no aprendo.

Más en su editorial en español: http://www.anagrama-ed.es/titulo/CM_365

Acerca de Juan Luis Manfredi

Juan Luis Manfredi Sánchez es profesor titular de Periodismo de la Universidad de Castilla-La Mancha y director académico del Observatorio para la Transformación del Sector Público, en el campus de ESADE Madrid. Escribe sobre relaciones internacionales, tecnología, diplomacia y comunicación estratégica. Es autor de numerosos libros y artículos sobre estas materias, fruto de los trabajos de campo realizados en el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación del Gobierno de España. Ha sido miembro del Consejo Científico del Real Instituto Elcano (2014-2019) y profesor habitual de distintas escuelas diplomáticas. Es miembro del consejo editorial de Esglobal.com, revista de referencia del periodismo internacional en español. Ha sido finalista del Premio Citi Journalistic Excellence Award 2015 en España.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *