Hacking Diplomacy

To hack diplomacy would consist of the modification, reconfiguration, and reprogramming of professional diplomatic activities, in order to execute a strategy in accordance with the new strategic environment. The way in which the foreign service is arranged, how foreign relations with citizens are established, and the way in which diplomacy is conducted must all be modified. The new ecosystem of international relations demands new competencies and professional skills, which will complement traditional skills. Diplomats need to realize where added value is now being generated and reorient their missions accordingly.

Please read more at The USC Center on Public Diplomacy (CPD) a partnership between the Annenberg School for Communication and Journalism and the School of International Relations at the University of Southern California.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Mi experiencia con el periodismo de marca

Crece la conversación sobre las posibilidades y los límites del periodismo de marca.

Mi experiencia es diversa y puede arrojar luz. Soy periodista y profesor universitario, por lo que estoy acostumbrado a publicar con regularidad en todo tipo de formatos y estilos. Escribo en este blog desde hace diez años, colaboro con Con Tu Negocio, tengo blog propio en Cinco Días y escribo en otros medios cuando procede.

Hace unos días publiqué en El País una tribuna titulada “Y ahora Euroharvard“. Ha tenido una buena aceptación y el efecto multiplicador de las redes sociales ha sido interesante. Creo que es uno de los escritos míos que más se ha socializado en diferentes plataformas. Extraigo una lección clara: mi texto publicado en un medio de referencia, uno de cuyos activos en la marca, ha tenido más repercusión que cualquier otro. ¿De verdad queremos ya enterrar los medios tradicionales?

Estoy persuadido, con David Martínez (@dmartinezpr), que periodismo siempre ha sido de marca (El País, Onda Cero o ABC por citar algunos con los que he colaborado). Bajo su paraguas, los periodistas podemos desempeñar nuestra profesión. Los periodistas, en suma, siempre hemos trabajado para la creación y el sostenimiento de marcas… periodísticas. Solo eso explica que algunos nuevo millonarios que llegan al periodismo apuesten por viejas marcas como The Washington Post. ¿Qué hace Bezos si no es extender su marca digital a nuevos mercados y plataformas?

Más aún, la nueva ola de medios creados al calor de un periodista con cierto reconocimiento social y personal. Su potente marca personal crece cuando se orienta al capital social. Pienso en Ignacio Escolar, Ezra Klein, Jordi Pérez Colomé o Nate Silver, por citar los más conocidos.

Por eso, el proceso de creación de nuevos medios bajo la etiqueta del “periodismo de marca” a lo mejor no es tan nuevo ni tan diferente. Resulta que ahora esas marcas de referencia han sido colonizadas por organizaciones de otra naturaleza. Es un buen instrumento para empresas y sectores que actúan en mercados saturados, que emplean la “relevancia prestada” porque utilizas un marco propio (blog, periódico o el formato que sea) para contar aquello que interesa a tus públicos. No es un publirreportaje, sino la creación de valor. Se persigue capturar el interés y crear una suerte de portal generalista con todo lo que le interesa a mis públicos sobre el tema X (viaje, tecnología, finanzas o innovación). Sin duda, para mis alumnos, es una oportunidad. Se puede iniciar un proyecto nuevo con esta fórmula de financiación, se crean ventanas de oportunidad y, finalmente, hay negocio.

Pero no todo son parabienes. Tengo dos preguntas concretas, cuya respuesta es primordial.
Son las siguientes:

  • ¿Dónde queda el pacto de lectura?
  • ¿Cuál es la relación del periodismo de marca con la veracidad y el interés público?

 

Eso es el periodismo, sin apellidos. El que tenga las respuestas que se sume al debate.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Epístola satírica – Francisco de Quevedo

Epístola satírica y censoria contra las costumbres presentes de los castellanos, escrita a Don Gaspar de Guzmán, Conde de Olivares, en su valimiento
No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.
¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?
Hoy, sin miedo que, libre, escandalice,
puede hablar el ingenio, asegurado
de que mayor poder le atemorice.
En otros siglos pudo ser pecado
severo estudio y la verdad desnuda,
y romper el silencio el bien hablado.
Pues sepa quien lo niega, y quien lo duda,
que es lengua la verdad de Dios severo,
y la lengua de Dios nunca fue muda.
Son la verdad y Dios, Dios verdadero,
ni eternidad divina los separa,
ni de los dos alguno fue primero.
Si Dios a la verdad se adelantara,
siendo verdad, implicación hubiera
en ser, y en que verdad de ser dejara.
La justicia de Dios es verdadera,
y la misericordia, y todo cuanto
es Dios, todo ha de ser verdad entera.
Señor Excelentísimo, mi llanto
ya no consiente márgenes ni orillas:
inundación será la de mi canto.
Ya sumergirse miro mis mejillas,
la vista por dos urnas derramada
sobre las aras de las dos Castillas.
Yace aquella virtud desaliñada,
que fue, si rica menos, más temida,
en vanidad y en sueño sepultada.
Y aquella libertad esclarecida,
que en donde supo hallar honrada muerte,
nunca quiso tener más larga vida.
Y pródiga de l’alma, nación fuerte,
contaba, por afrentas de los años,
envejecer en brazos de la suerte.
Del tiempo el ocio torpe, y los engaños
del paso de las horas y del día,
reputaban los nuestros por extraños.
Nadie contaba cuánta edad vivía,
sino de qué manera: ni aun un’hora
lograba sin afán su valentía.
La robusta virtud era señora,
y sola dominaba al pueblo rudo;
edad, si mal hablada, vencedora.
El temor de la mano daba escudo
al corazón, que, en ella confiado,
todas las armas despreció desnudo.
Multiplicó en escuadras un soldado
su honor precioso, su ánimo valiente,
de sola honesta obligación armado.
Y debajo del cielo, aquella gente,
si no a más descansado, a más honroso
sueño entregó los ojos, no la mente.
Hilaba la mujer para su esposo
la mortaja, primero que el vestido;
menos le vio galán que peligroso.
Acompañaba el lado del marido
más veces en la hueste que en la cama;
sano le aventuró, vengóle herido.
Todas matronas, y ninguna dama:
que nombres del halago cortesano
no admitió lo severo de su fama.
Derramado y sonoro el Oceano
era divorcio de las rubias minas
que usurparon la paz del pecho humano.
Ni los trujo costumbres peregrinas
el áspero dinero, ni el Oriente
compró la honestidad con piedras finas.
Joya fue la virtud pura y ardiente;
gala el merecimiento y alabanza;
sólo se cudiciaba lo decente.
No de la pluma dependió la lanza,
ni el cántabro con cajas y tinteros
hizo el campo heredad, sino matanza.
Y España, con legítimos dineros,
no mendigando el crédito a Liguria,
más quiso los turbantes que los ceros.
Menos fuera la pérdida y la injuria,
si se volvieran Muzas los asientos;
que esta usura es peor que aquella furia.
Caducaban las aves en los vientos,
y expiraba decrépito el venado:
grande vejez duró en los elementos.
Que el vientre entonces bien diciplinado
buscó satisfación, y no hartura,
y estaba la garganta sin pecado.
Del mayor infanzón de aquella pura
república de grandes hombres, era
una vaca sustento y armadura.
No había venido al gusto lisonjera
la pimienta arrugada, ni del clavo
la adulación fragrante forastera.
Carnero y vaca fue principio y cabo,
Y con rojos pimientos, y ajos duros,
tan bien como el señor, comió el esclavo.
Bebió la sed los arroyuelos puros;
de pués mostraron del carchesio a Baco
el camino los brindis mal seguros.
El rostro macilento, el cuerpo flaco
eran recuerdo del trabajo honroso,
y honra y provecho andaban en un saco.
Pudo sin miedo un español velloso
llamar a los tudescos bacchanales,
y al holandés, hereje y alevoso.
Pudo acusar los celos desiguales
a la Italia; pero hoy, de muchos modos,
somos copias, si son originales.
Las descendencias gastan muchos godos,
todos blasonan, nadie los imita:
y no son sucesores, sino apodos.
Vino el betún precioso que vomita
la ballena, o la espuma de las olas,
que el vicio, no el olor, nos acredita.
Y quedaron las huestes españolas
bien perfumadas, pero mal regidas,
y alhajas las que fueron pieles solas.
Estaban las hazañas mal vestidas,
y aún no se hartaba de buriel y lana
la vanidad de fembras presumidas.
A la seda pomposa siciliana,
que manchó ardiente múrice, el romano
y el oro hicieron áspera y tirana.
Nunca al duro español supo el gusano
persuadir que vistiese su mortaja,
intercediendo el Can por el verano.
Hoy desprecia el honor al que trabaja,
y entonces fue el trabajo ejecutoria,
y el vicio gradüó la gente baja.
Pretende el alentado joven gloria
por dejar la vacada sin marido,
y de Ceres ofende la memoria.
Un animal a la labor nacido,
y símbolo celoso a los mortales,
que a Jove fue disfraz, y fue vestido;
que un tiempo endureció manos reales,
y detrás de él los cónsules gimieron,
y rumia luz en campos celestiales,
¿por cuál enemistad se persuadieron
a que su apocamiento fuese hazaña,
y a las mieses tan grande ofensa hicieron?
¡Qué cosa es ver un infanzón de España
abreviado en la silla a la jineta,
y gastar un caballo en una caña!
Que la niñez al gallo le acometa
con semejante munición apruebo;
mas no la edad madura y la perfeta.
Ejercite sus fuerzas el mancebo
en frentes de escuadrones; no en la frente
del útil bruto l’asta del acebo.
El trompeta le llame diligente,
dando fuerza de ley el viento vano,
y al son esté el ejército obediente.
¡Con cuánta majestad llena la mano
la pica, y el mosquete carga el hombro,
del que se atreve a ser buen castellano!
Con asco, entre las otras gentes, nombro
al que de su persona, sin decoro,
más quiere nota dar, que dar asombro.
Jineta y cañas son contagio moro;
restitúyanse justas y torneos,
y hagan paces las capas con el toro.
Pasadnos vos de juegos a trofeos,
que sólo grande rey y buen privado
pueden ejecutar estos deseos.
Vos, que hacéis repetir siglo pasado,
con desembarazarnos las personas
y sacar a los miembros de cuidado;
vos distes libertad con las valonas,
para que sean corteses las cabezas,
desnudando el enfado a las coronas.
Y pues vos enmendastes las cortezas,
dad a la mejor parte medicina:
vuélvanse los tablados fortalezas.
Que la cortés estrella, que os inclina
a privar sin intento y sin venganza,
milagro que a la invidia desatina,
tiene por sola bienaventuranza
el reconocimiento temeroso,
no presumida y ciega confianza.
Y si os dio el ascendiente generoso
escudos, de armas y blasones llenos,
y por timbre el martirio glorïoso,
mejores sean por vos los que eran buenos
Guzmanes, y la cumbre desdeñosa
os muestre, a su pesar, campos serenos.
Lograd, señor, edad tan venturosa;
y cuando nuestras fuerzas examina
persecución unida y belicosa,
la militar valiente disciplina
tenga más platicantes que la plaza:
descansen tela falsa y tela fina.
Suceda a la marlota la coraza,
y si el Corpus con danzas no los pide,
velillos y oropel no hagan baza.
El que en treinta lacayos los divide,
hace suerte en el toro, y con un dedo
la hace en él la vara que los mide.
Mandadlo así, que aseguraros puedo
que habéis de restaurar más que Pelayo;
pues valdrá por ejércitos el miedo,
y os verá el cielo administrar su rayo.

Francisco de Quevedo y Villegas, 1630

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Facebook compra Whatsapp

Ya tenemos noticia. Las dos compañías han confirmado en sus respectivos blogs los acuerdos de compra. Facebook explica que “acquisition accelerates Facebook’s ability to bring connectivity and utility to the world” y “Leading mobile messaging company will continue to operate independently and retain its brand”, mientras que Whatsapp asegura que “Here’s what will change for you, our users: nothing.”. Apunto aquí unas ideas a vuelapluma.

La compra confirma una de las grandes tendencias de la estructura mundial de la información y la comunicación. Conocemos los detalles del proceso de la era audiovisual y, ahora, parece que se repiten algunos de los rasgos. Son los siguientes.

1. La estrecha relación con la economía financiera, los bancos de inversión y el venture capital. Ambas empresas, pero sobre todo Whastapp han necesitado inyecciones de capital que han “financiarizado” su modelo. El riesgo aparece cuando no están claras las condiciones de retorno de la inversión, cualesquiera sea la métrica.

2. La concentración se consolida en torno a los big four: Google, Facebook, Amazon y Apple. En la era audiovisual, son seis los grandes grupos mundiales. ¿Aparecerán dos nuevos gigantes a medio plazo? ¿Serán estadounidenses? ¿Habrá una alternativa europea o asiática? ¿Quién podría ser el Bertelsmann de las tecnologías?

3. Think big, act local. Las redes sociales son de naturaleza cercana, próxima. Son gigantes mundiales, pero funcionan en los mercados locales con adaptaciones, versiones y extensiones concretas. El secreto está no en la creación de la tecnología (start up), sino en su capacidad de escalar.

4. La creciente diversificación. Las redes sociales se convierten en ejes de la actividad online. Ofrecen un espacio convergente donde la información, el entretenimiento, la socialización, la publicidad, la música o (casi) cualquier actividad tiene cabida. El trade-off está en ver si los big four se convertirán en una suerte de macroportales de acceso (a contenidos de terceros) o en generadores de contenidos.

5. Estamos en la fase 1 de la concentración. Siguen siendo conglomerados multimedia. Se caracterizan por la integración vertical y horizontal de empresas cuya actividad preferente es la información, el entretenimiento, la comunicación. Ahora es Whatsapp y antes fue Instagram. La fase 2 comenzará cuando estas big four sean participadas por empresas industriales, cuya actividad económica principal no sea la comunicación o la tecnología. La tercera fase será aquella que naturalice la fusión empresarial (adquisición o lo que proceda) de grandes grupos de empresas de distinta actividad. Por ejemplo, como también se publicó ayer, la decisión de Carlos Slim de adquirir hasta el 19% de las acciones de New York Times Co.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Implacable con la mentira

El que tolera una mentira, el que no la toma en serio, el que no procura declararla y evitarla, el que no se aparta de sus autores y los declara «fuera de la ley», miente con ellos, se asocia a su misma empresa, queda contaminado por ese factor de corrupción, del cual proceden casi todos los demás. Por ahí habría que empezar; lo demás se daría por añadidura.

Julián Marías en ABC (viernes 9 de marzo de 2001).

Tan actual. Tan necesario.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Diplomacia corporativa, reputación y escuelas de negocios

Los directivos del siglo XXI tienen que ampliar su abanico de habilidades y competencias. No basta con entender los estados financieros, sino que es necesario saber hablar y comunicar en público, comprender la multiculturalidad, aprender a gestionar en la incertidumbre, abrazar la disrupción tecnológica y ser emprendedor cada día.

Los buenos directivos serán aquellos que sean capaces de liderar, negociar y comunicar. El futuro de las escuelas de negocios, que lo tiene y muy halagüeño, pasa por repensar el currículo, adaptarlo a la globalización real (no la imaginada) y vivir la complejidad. Parece apasionante.

Vente el jueves 23 de enero a compartir tu experiencia con Jorge Cachinero y Manuel Bermejo. Entre los tres, hemos escrito “El liderazgo en la sociedad del cambio. Diplomacia corporativa, reputación y escuelas de negocios“.
Nos vemos en IE Business School.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Día Internacional de la Filosofía – Adolfo Sánchez Vázquez

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

La vigencia de Dayan y Katz

“La actitud pasiva de los espectadores da vía a una participación ceremonial. La profundidad de esta implicación, a la postre, tiene importancia en la formación de la opinión pública y para instituciones como la política, la religión y el entretenimiento. En un escalón superior, se incorporan a la memoria colectiva.”, escribieron Daniel Dayan y Elihu Katz en “Media Events. The live broadcasting of history”.

En comunicación política, tres eventos han creado la televisión (¿o era al revés?)

  • Las competiciones: la cualidad del héroe.
  • Las conquistas: las gestas, la llegada a la luna, las retransmisiones bélicas, la beatificación.
  • Las coronaciones: las tomas de posesión, la entronización o las bodas reales

Usen la cita libremente. Para hablar de Mandela o del congreso catalán. El poder mantiene sus ceremonias.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Sobre periodismo e innovación

El proceso de invención consiste en la creación de nuevos productos o servicios a través de la implementación de conocimiento. Esto no es la innovación.

En el ámbito de la empresa (periodística), esta innovación sólo se da cuando se produce la comercialización. Se dan tres tipos de innovación: la creación de nuevos mercados; la sostenibilidad o mejora incremental; y la eficiencia (hay mucho más en el blog de Carlos Domingo @carlosdomingo). En todo caso, la innovación está vinculada a la creación de empleo  (@guillerdorron) y la calidad del mismo.

Se puede innovar en diferentes áreas, según el momento y el tipo de compañía. Como bien explica Steve Jobs, a menudo la innovación no se da cuando uno quiere, sino cuando se dan las circunstancias adecuadas. Por eso, aunque las tabletas eran un proyecto prioritario y anterior, comenzaron por los teléfonos inteligentes.

Igualmente, las innovaciones que esperamos de Bezos en The Washington Post no tienen que ver con la forma de hacer periodismo, de contar las historias. Para eso ya tiene la redacción de uno de los mejores diarios del mundo. Pero damos por seguro que innovará en la producción y en la distribución, así como la convergencia tecnológica. El profesor Eduardo Arraigada (@earriagada) lo explica aún mejor en este vídeo.

Este proceso se ha acelerado por el lado de la oferta y de la demanda:
1) Oferta: inversión en capital humano, I+D, privatizaciones, reducción de las prestaciones sociales, reasignación sectorial, desregulación y privatizaciones
2) Demanda: más gasto público, mejora del sistema bancario y del crédito.

¿Es rentable? Pues dependerá de numerosos factores. Existen medidas para la protección de la propiedad intelectual e industrial: patentes, copyrights, marca registrada, secreto industrial, entre otras. La efectividad de la cualquiera de estas medidas es temporal, porque protegido o no, cualquier servicio o producto se puede imitar o copiar.

Es una ventaja competitiva temporal. Se denomina “lead-time” el periodo de tiempo que necesitan los competidores para copiar la estrategia. Para ampliar este periodo temporal, puedo desarrollar varias tácticas: la apuesta por los recursos complementarios: la distribución, los servicios, postventa, un servicio de tecnología complementario, una campaña de marketing, la transformación de las finanzas o la fabricación.

Y todo esto viene a que hoy lanzamos El Observador, el proyecto editorial de la Facultad de Periodismo de la Universidad de Castilla-La Mancha. Estamos realmente contentos, porque es la oportunidad de escribir para crecer, como podría rezar el lema.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

El papel de los medios de comunicación en la Unión Europea (Toledo, 2013)

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario